Revueltos en la Nada

Los momentos oportunos nunca llegan a la hora señalada, como cuando tienes sed.

Y vienen a cruzarse contigo los asuntos turbios de la mente que sacuden con fuerza la ira y la paz de un día cualquiera.

Sabor saber en soledad, dificil la decisión de los titeres mojados por tú mirada.

Desmembrando muchecas de porcelana que se observan cada mañana entre sí.

Mitigando la furia de los Dioses que revueltos en la nada infiel de las noches oscuras se desnudan en el equilibrio de un adiós.

Y por fin puedo vivir tu voz.

A solas, a secas…

DIOSES REVUELTOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.