AYER…

Ayer no tenía fuerzas. Fuerzas para mantenerme con un mínimo de sentido. Solo quedaba el sexto de los sentidos que habitualmente me turba y me engaña para bien creativo temporal. Ayer sentí que no valía la pena ni uno solo de los quehaceres que completan mi existencia. La certeza que me provocan las dudas me generan […]

Leer más AYER…