Por eso nunca estoy solo…

24/04/2017 En la noche, cuando llega el silencio, es cuando las cosas cobran vida. Los suelos suenan, la madera suena, suenan tus tripas y suenan los segundos. Solo si estás despierto a cierta hora puedes escuchar el sonido del silencio. No estoy de coña ni mucho menos loco. Los arboles suenan. Puedes escuchar hasta una […]

Leer más Por eso nunca estoy solo…